viernes, 7 de noviembre de 2008

Viaje de duración finita

El tren el que me subí hace más de un año parece que, después de dar muchas vueltas por lugares desconocidos e interesantes, me devuelve a la estación de partida. El viaje, en el cual he conocido muchas personas, hecho alguna amistad, visitados sitios curiosos, asistido a innumerables tradiciones, se acaba. Pero no hay que ponerse triste, a veces es necesario cambiar para mejorar y con estos cambios puede que se pierda o se gane en algunas cosas. Por eso y para que el ánimo no decaiga los siguientes posts los dedicaré al País en el cual se ha desarrollado este viaje.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

que tal pipe,bueno al parcer te queda poco tiemp estar en aquella tierra con verdes prados ¿no?,dices que lo que mas te impresiona son las gentes, los niños la educaciòn de las personas,el arraigamiento de la familia, hombre eso para hacer pais es esencial,lo que como tu dices se esta perdiendo en España.Por otro lado dices que tambien lo que se palpa alla es la corrupciòn que hay,poniendo como ejemplo el coche de la autoescula,la verdad esque eso tira para atras, pero es como dices que no hay clase media , evidentemente pasa eso sobornos en los paises emergentes como es Polonia,pero creo que te has olvidado de una cosa,y es la siguiente, no dices nada de tu estancia alla, de la religiòn catolica que creo que es un tanto muy elevado alla, porlo del papa carlos botilla creo. En fin Felipe nos vemos.

pipe dijo...

¿carlos botilla?

Creative Commons License